miércoles, 22 de octubre de 2014

Hooolaaa!,

Octubre, a mediados y tras la lluvia sale el sol. Pero ya la luz está matizada y pronto los contrastes del paisaje pasarán a ser recuerdos sensoriales...

Es en esta época cuando me da por hacer punto, y pensar en nuevos accesorios para el invierno 


e imaginarme luciendo estupendos conjuntos el fin de semana; pero de momento, puesto que mi primera labor no ha sido un éxito, ya me haré alguna foto...


he decidido darme una alegría y hacer un nuevo mantel de merienda.

Esta vez para mis sobrinas.

Porque ya comienza el tiempo de estar frente a la chimenea y porque ya tienen edad de invitar y preparar bizcochos y magdalenas que por cierto les salen geniales.


Así, con una tela comprada en una feria y un poco de lino rosa de Ikea, idee este estupendo set. Los remates a ganchillo os hice con colores más alegres.


¿Resultado?, están encantadas con su regalo, y yo más por ver que el gusto por los detalles pasa a la siguiente generación.


Y como en casa de mi hermana hay muchas cosas para adornar, pues he aquí una breve muestra de presentación:


Con unos cupcakes hechos por ella para rematar tan preciosa puesta en escena!!!!.

Hasta otro momento my dear friend!