miércoles, 24 de julio de 2013

... La despedida...

Tan esperado día y sin "el detalle", imposible!

Lágrimas se acumulan en los ojos al ver partir a los seres queridos, eso si, lágrimas de alegría por descansar de la familia, je,je. Qué ganas de dejar atrás la rutina del hogar y no ver a los pesados de los padres durante unos cuantos días (eso es lo que piensan, lo sé) aunque a la semana ya nos añoran y nos faltan.

Meses antes: en una tarde lluviosa e inspirada por unos pañuelos que me acaba de regalar mi maravillosa tía y madrina me fijo el propósito de aprender a hacer dobladillos a mano y a bordar en batista, faltaría más que yo no pudiera hacer lo que dominaban mis antepasadas!... me transporto a otro siglo...

Pero soy práctica y una mujer del S.XXI, lo cual implica que les doy a elegir los colores y los motivos que más les gustan.
Qué bien me lo paso reuniéndome con mis exclusivos clientes, esto si que son interesting meetings, fructíferas y breves, lo tienen tan claro... ojalá fueran así la mitad de las reuniones profesionales.


Cada uno eligió sus colores: mi hijo en rojo y mi sobrina Ana en rosa y hasta me hizo el dibujo

Mis otras sobrinas eligieron el motivo y el color
























Quedamos todos encantados, tanto mis exclusive clients, como las madres y por supuesto yo. Espero que les duren y guarden de recuerdo, la verdad.

Please, si te ha gustado la entrada, por favor, compártela!.