viernes, 19 de julio de 2013

Una parada en la infancia II

En este mundo de niños es tan fácil permanecer... todo es color y alegría, espontaneidad y frescura.
Las combinaciones más insospechadas y hasta "horteras", resulta que les maravillan!.
Tan bien me lo paso que decido hacer algo para la habitación. Y pensando en ello se me ocurre una funda de cojín con los motivos que les gustan:





Y acierto!!!!, ahora me toca hacer más ya que hasta las adolescentes quieren uno para ellas, estupendo, sólo que "menos infantil, please".

Please, si te ha gustado la entrada, por favor, compártela!.