miércoles, 17 de julio de 2013

Una parada "en la infancia"

Cuantas más toallas hago, más se me acumulan en la cabeza por hacer, imposible dejar de pensar en este monotema!!, es lo que tiene ser compulsiva.
Pero una tarde, mi hijo Eduardo me da el toque de atención:

                    Cuándo me haces una a mi, mamá?.

Dicho y hecho, esa noche cambio el chip y me pongo a buscar como loca telas que le gusten pero no hay problema, lo tiene claro: el rojo es lo importante, así que me pongo a ello.







En este mundo infantil la cave es utilizar materiales menos delicados y colores más vivos. Y descubro que me lo paso fenomenal bordando en rosa chicle y verde chillón, o haciendo una puntilla de color rojo!. Y lo mejor de todo, mi público infantil está encantado, tanto es así que sus caritas indican que cada una de ellas (mis sobrinas) querría tener una.
La mejor recompensa: ver las toallas colgadas en sus respectivos baños.

Que los pequeños puedan tener este tipo de caprichos me parece una gran idea, van educándose en el gusto por los detalles y las cosas hechas a mano. Y ojalá que algunas de ellas pasen a otras generaciones como me ha pasado a mi....

Qué os parece regalar una, son tan especiales... En..."My little shop"

Hasta más compartir!.

Si te ha gustado la entrada por favor, compártela.