miércoles, 29 de enero de 2014

CON EL VIENTO LLEGAN LAS HOJAS...

Buenos días querid@s lector@s!

Las Navidades atrás quedaron, 


y con ella,
se fueron muchas cosas.


La borrachera de colores, 

la saturación decorativa,





Y ahora toca simplicidad, 








Por eso la mesa de comer cuenta ahora con  nuevo centro:


Por supuesto, 
está hecho por mi.
Lana Rowan, cómo no!.
A ganchillo.
En "dos momentitos".








...y cuando el sol...

perezoso en este mes

se va... 





enciendo las velas de los candelabros que hace muchos, muchos años me regaló mi hermana


y me quedo hipnotizada viendo tintinear las velitas



y recordándome a mi misma lo obsesiva que puedo llegar a ser con el tema detalles.








- Mamá, ¿por qué está "tan perfecto" ?
me dice mi hijo en una merienda.


No "es perfecto" Eduardo, sólo está lleno de mimo.

Hasta más compartir!

Si te ha gustado la entrada por favor, compártela!.