viernes, 2 de mayo de 2014

VINTAGE ROMANCE

Buenos días querid@s lectores!

Os habéis ido de puente?, pues yo no y disfrutaré del jardín como si estuviera en un salón de te.

Rebusco en mi baúl y encuentro unas cortinas vintage de los años 50-60 de lo más... ssshhhh...




que me dio mi madre "porque tu seguro haces algo con ellas".
Están muy pasadas y una de las tiras bordadas descosida... así que la corto y utilizo para darle un toque hiper-cursi a los frascos de mermelada




que utilizo para poner los esquejes del jardín.

 
que romántico!,
y cursi, lo sé.

Con el resto de las cortinas cubro una camarera que tengo en el jardín y en ella compongo el bodegón:

                       Unos antiguos candelabros
                       reciclados por mi madre,    
     

Una guirnalda de luces de exterior en forma de peonías de Laura Ashley regalo de mi querida Mikako.




Es taaan bonita...
y la casita para pájaros está hecha a mano! 
por mi amigo Carlos



Ahora todo está listo para mis solitarias tardes en el jardín en estos días...

My particular vintage romance,


my particular tea in the garden



Cada vez que salgo al jardín me sorprendo a mi misma de cómo he podido, qué me ha pasado para crear "that picky corner."

Y lo mágico que queda cuando enciendo las luces... ¿eh?, las hadas vienen a hablar conmigo.

Hasta más compartir!.

Si te ha gustado la entrada por favor, compártela. (Y si no también que para gustos colores)