jueves, 29 de diciembre de 2016

EL CARTERO SIEMPRE LLAMA DOS VECES... O TRES, O CUATRO...

Buenos días!!,

Y este año casi que ninguna, vaya desastre con los envíos!, hay quien todavía no ha recibido mis paquetes llenos de cariño, snif snif, con la ilusión y antelación con los que los envié. Menos mal que me siento en la cocina, me pongo villancicos y me dejo llevar por la imaginación.
Y no creas que me refiero a la película, con esa magnífica escena en la cocina... la harina...mmm... jajaja.
Sí que me venía a la mente la película y me hacía sonreír mientras en mi cabeza se formaban escenas y diálogos, pero como es Navidad y es tiempo de hacer galletas y dulces... lo que aparecieron en esta ocasión fueron... fueron... haber si lo adivinas. 


Efectivamente, HADAS DE LA COCINA!!!, 


jajaja, no puedo alejarme de ellas, lo intento pero vuelven una y otra vez.


Ya se han ido algunas como detalle navideño, 



conmigo se quedó la más tímida,


 o no... con lo "open mind" que somos en esta famila y con la imaginación que tengo... ¡me parto!, que bien me lo paso haciendo este tipo de mágicos seres cargados de lo que necesite en ese momento. Te animo a que te pongas a hacer tus propias haditas, verás como acabas con una sonrisa. 

Read me soon dear friend, read me soon.