sábado, 21 de septiembre de 2013

UNA DE ANTICUARIOS -1ª PARTE.

Querid@ lect@r, buenos días!.




No os he contado que me encanta ir de anticuarios?, pues si, pero no sólo para ver muebles y lámparas, si no para comprar "cosas hechas a mano", empecé hace ya 10 años y cada vez que salgo de viaje me vengo con algo.



Al principio me venía con la obra terminada, pero ahora me da por comprar el material para hacer. Sólo con ser vintage ya me inspira!, de locos, lo sé.

Pero no creáis que todo es como estar de Antique Markets o en Portobello Road, dentro de maravillosas tiendas con una puesta en escena impresionante.

Del chic francés, pasando por el english charm... hasta llegar al encanto de la rusticidad del anticuario asturiano
Todo más shhh, y si ya me paro en uno de mis preferidos, en Navia...se os caería el telón!.
Es entrar en un nido de polvo, tan lleno de cachivaches que no puedes moverte.
El encanto asturiano!!, allí, por fin después de 5 años, la dueña me dejó abrir armarios llenos de sábanas y bolsas... no maravillosas no, bolsas de basura (no me he equivocado) llenas de puntillas, cintas, hilos, servilletas... velos negros, cremalleras etc. El no va más del chic campestre!.

Después de 2 horas rebuscando y colocando -sólo me faltó limpiarle con estropajo - y con una crisis asmática severa y sin poder respirar...

acabé comprando sábanas y demás utensilios de mercería de pueblo (con todos mis respetos, of course)...


... A punto de sucumbir de tanto estornudar, y sin apenas poder hablar
 terminé negociando con la dueña -dura de pelar por cierto-
 Muy buena negociación no hice lo reconozco, pero es que apenas podía pensar con tanto polvo metido en mi nariz y sin poder soltar el pañuelo ni para pagarle.

Pero me encanta visitarla todos los años!!, aunque siempre salga medio muerta.

Y qué hice con estas compras, os preguntareis, pues las fundas de las súperprincesas y esta para adulto:



Esos encajes de materiales... shhh... un tanto "poco finos"...shhh... 



 Pero igual de encantadores para lo que me ocupa.

Of course, bordé el detalle de la flor.

Ya me gustaría a mí lucir encajes en mi atuendo de jardín, ya. Me admira las ganas de estar preciosa de esas épocas pasadas, y más, teniendo en cuenta que estaban en el medio rural, cuidado de las vacas y el huerto!.

Hasta más compartir querid@ lector@s!!