miércoles, 18 de septiembre de 2013

UNA DE "LETRAS"

Buenas tardes querid@s lector@s!



Hoy pensaba exponer otra idea, pero tras haber recibido maravillosos mails (qué cursi y apropiado resulta esto para este tipo de blog, ja ja) en los que se me felicita por esta nueva actividad, y con lagrimillas si no en los ojos, en el corazón... compartiré una de mis más preciadas labores, de las que más me ha gustado el resultado y porqué (tal vez os preguntareis), pues porque es lo que llamo yo UN CAPRICHO que representa el más puro gusto por el detalle:


No desesperéis!, os cuento:
              En una tarde de labor en familia, mi madre nos regaló una servilleta de hilo adamascada de su ajuar, ahora vintage años 60 (está bien descrito mamá?) a cada una de recuerdo. Y como soy una sentimental y a mi cabeza se le ocurren mil ideas, les pedí que me las dejaran para plasmar mi inspiración... y esto fue lo que surgió.


Les bordé a realce a cada una su inicial sacada de uno de los muchísimos libros que tiene mi madre.



De primeras solo quería eso, el bordado.
             *
             *
             *
             *


Luego vino la puntilla, a cada una su color, of course, pero dentro de la gama de los rosas que estoy en una etapa princesita...



No sé expresar lo que me llenan este tipo de labores, vas haciendo y pensando en quien lo va a recibir...

Y qué hacer con "el trapito" (se preguntarán algunas)?, pues yo. cuando llegue el frío, lo pondré como mantel para las meriendas, que a falta de estrenar juego de café o té cada temporada, siempre se puede cambiar la presentación para sorprenderse y sorprender ¿no?.


Pero este es otro obsesivo tema del que me ocuparé más adelante!.

Hasta más compartir querido lect@r.

Please, si te ha gustado la entrada, por favor, compártela!.