viernes, 30 de septiembre de 2016

TODO EMPIEZA CON UN DETALLE...

Good afternoon dears!!


Todavía con la cabeza en Irlanda, todavía soñando con asomarme a un acantilado pero ya con los pies en el jardín, después de haberme tomado el café y acordarme de enseñarte el pequeño detalle a punto sacado de una revista de mi amada Rowan 
(a falta de romanticismo en la vida, siempre queda ojear una de sus revistas e imaginarte así de divina y bien acompañada...jajaja).


Y es que tras haberme leído del tirón hoy en el transporte público la novela de Agnés Martin-Lugand: La gente feliz lee y toma café

Necesito rodearme de cosas bonitas e insustanciales, de esos pequeños detalles que te hacen sonreír...
(puaaaggg, pero qué me pasa esta tarde!, qué ñoñería, que romanticismo!, jajaja).

Y con el lado práctico, tiro de material guardado y me pongo a tejer, y saco el ganchillo y me pongo con el


Aquí está, el envoltorio de una caja de regalo!!
y lo mejor es que se puede reutilizar como broche, como estrafalario tocado; y la cinta, pues para otras cosas; yo que sé, lo que se le ocurra a mi hermana Mercedes que es la que recibió sus regalos en este delicioso paquete.

Y ya terminado el café, no en Irlanda junto a un atormentado gentleman sino con mi tormenta Eduardo y en España os dejo, voy a ver si le doy al Pálinka... jajaja.

Read me soon dear friend, read me soon.